Tierra y Vid

Los viñedos, situados en el entorno de la bodega, en su mayoría, están plantados sobre suelos muy calizos y pedregosos en su superficie. En el subsuelo, a unos 30/40 cm. de profundidad, se encuentra una capa de tosca (piedra caliza de media consistencia) que cubre toda la extensión del viñedo, su espesor ronda entre los 15 y 30 cm. y debajo existe un terreno muy arenoso hasta el que se extienden las raíces. La altitud varía entre los 700 m. y los 850 m. sobre el nivel del mar. Están compuestos por pequeñas parcelas con un total de 32 hectáreas de la variedad Monastrell, de viñedos muy viejos y algunos casi centenarios, 12 hectáreas de Cabernet Sauvignon y 1,8 hectáreas de Syrah, plantadas en suaves colinas que miran al norte.

Tierra y Vid